Elegí la vida / I chose life

Iniciando el nuevo año 2018, compartimos este poema de Rudyard Kipling como una declaración de intenciones para este año que empieza.

Since the new year 2018 is starting, we wanted to share this poem by Rudyard Kipling to state our intentions for this new year.

pexels-photo-240040.jpeg

No quise dormir sin sueños:

y elegí la ilusión que me despierta,

el horizonte que me espera,

el proyecto que me llena,

y no la vida vacía de quien no busca nada,

de quien no desea nada más que sobrevivir cada día.

 

No quise vivir en la angustia:

y elegí la paz y la esperanza,

la luz,

el llanto que desahoga, que libera,

y no el que inspira lástima en vez de soluciones,

la queja que denuncia, la que se grita,

y no la que se murmura y no cambia nada.

 

No quise vivir cansado:

Y elegí el descanso del amigo y del abrazo,

el camino sin prosas, compartido,

y no parar nunca, no dormir nunca.

Elegí avanzar despacio, durante más tiempo,

y llegar más lejos,

habiendo disfrutado del paisaje.

 

No quise huir:

y elegí mirar de frente,

levantar la cabeza,

y enfrentarme a los miedos y fantasmas

porque no por darme la vuelta volarían.

 

No pude olvidar mis fallos:

pero elegí perdonarme, quererme,

llevar con dignidad mis miserias

y descubrir mis dones;

y no vivir lamentándome

por aquello que no pude cambiar,

que me entristece, que me duele,

por el daño que hice y el que me hicieron.

Elegí aceptar el pasado.

 

No quise vivir solo:

y elegí la alegría de descubrir a otro,

de dar, de compartir,

y no el resentimiento sucio que encadena.

Elegí el amor.

 

Y hubo mil cosas que no elegí,

que me llegaron de pronto

y me transformaron la vida.

Cosas buenas y malas que no buscaba,

caminos por los que me perdí,

personas que vinieron y se fueron,

una vida que no esperaba.

Y elegí, al menos, cómo vivirla.

 

Elegí los sueños para decorarla,

la esperanza para sostenerla,

la valentía para afrontarla.

 

No quise vivir muriendo:

y elegí la vida.

Así podré sonreír cuando llegue la muerte,

aunque no la elija…

…porque moriré viviendo.

 

Rudyard Kipling

I did not want to sleep without dreams:

And I chose the hope that keeps me awake,

The horizon that is waiting for me,

The project that fills me up,

And not the empty life of who does not search,

And has no wish beyond surviving day after day.

 

I did not want to live in anguish:

And I chose peace and hope,

Light,

The flood of tears that alleviates and liberates

And not the tears that inspire pity instead of solutions,

The complaint which denounces, that is shouted,

And not the one that is whispered and changes nothing.

 

I did not want to stay tired:

And I chose to rest with my friend and his embrace,

The way shared without prose,

Never stopping, never sleeping.

I chose to advance slowly, taking longer,

And reaching farther away,

After enjoying the landscape.

 

I did not want to escape:

And I chose to look face to face,

And raise my head,

And meet the fears and ghosts,

They would not vanish by turning my back on them.

 

I could not forget my failures:

But I chose to forgive myself, to love myself,

To carry my miseries with dignity

And discover my gifts;

And not to live in a complaint

For whatever I could not change,

Which saddens me, which hurts me,

Because of the harm I made to others or was made to me.

I chose to accept the past.

 

I did not want to live alone:

And I chose the joy of discovering another being,

Of giving, of sharing,

Not the dirty resentment that keeps you in chains.

I chose love.

 

And thousands of things that I did not expect,

Came suddenly to me

And transformed my life.

Good and bad things that I did not look for,

Roads in which I lost myself,

People who arrived and disappeared,

A life I did not expect.

And I chose, at least, how to live it.

 

I chose to decorate it with dreams,

To sustain it with hope ,

To face it with courage.

I did not want too live dying:

 

So I chose life.

Thus I will smile when death arrives,

Even if I have not chosen it…

…because I will die alive.

 

Rudyard Kipling

 

Anuncios

Bioenergética y meditación: Otoño 2017

Bioenergética y meditación otoño 2017-einai

Taller residencial de autoconocimiento a través de nuestro cuerpo gracias a la herramienta de la Bioenergética y través de un espacio de quietud y atención gracias a la herramienta de la Meditación.

V Jornadas de Psicoterapias Humanistas (2017): Reencuentro Conmigo

El próximo 17 de febrero de 2017 impartiremos el taller Reencuentro Conmigo con motivo de las V Jornadas de Psicoterapias Humanistas.

Será un taller de 2 horas donde se pondrá entrar en contacto con nuestro trabajo.

http://jornadaspsicoterapiashumanistas.es/reencuentro-conmigo/

triptico_vjornadas_pstp_humanista-1-1

programa-jornadas_pstp_humanista

Bioenergética y Meditación: ciclo de encuentros residenciales 2017

Durante 4 encuentros al año, a razón de uno cada tres meses, trabajaremos el conocimiento de nosotros mismos. Este proceso de autoconocimiento lo llevaremos a cabo a través de nuestro cuerpo gracias a la herramienta de la Bioenergética y través de un espacio de quietud y atención gracias a la herramienta de la Meditación.

La Bioenergética nos ayudará a liberar la energía física y psíquica contenida en nuestros bloqueos y tensiones corporales que conforman nuestra “coraza”, esa parte estructural y rígida que nos impiden una vitalidad más completa, una vida más plena.
La Meditación nos ayudará a observar desde un lugar de quietud y atención, todo aquello que vaya surgiendo…
En los primeros encuentros estableceremos las bases formales del trabajo para que éste sea lo más fructífero para la persona. Para posteriormente ir desarrollando distintos aspectos y temas de nuestra vida y nuestro carácter (la confianza, la ecuanimidad, la compasión…)

bioenergetica-y-meditacion-2017

 FECHAS  2017

 enero: 27, 28 y 29

 abril : 21, 22 y 23

 septiembre: 29, 30 y 1 de octubre

 noviembre: 17, 18, 19

La conciencia de la muerte

Claudio Naranjo nos habla de la conciencia del ser…

La conciencia de la conciencia

Claudio Naranjo nos habla de la conciencia del ser…

<a

Dipa Ma (Nani Bala Barua)

Antes de conocer a Dipa Ma, veía la meditación como algo completamente ajeno…
Si a alguien le debo el animarme a empezar a meditar en mi vida diaria es a Dipa Ma. Cuando hace unos años leí su biografía, me gustó leer que se trataba de una mujer y sobre todo la sencillez con la que describía la meditación.

El camino de la atención, repetía sin descanso,”es éste: sé consciente de todo lo que hagas”. Es decir: planchar, lavar la ropa, comprar… No era necesario nada excepcional… simplemente estar con todos los sentidos en todo lo que hiciese.

“Cuando le preguntaban la diferencia entre la práctica de la meditación formal y la vida corriente, ella insistía firmemente que no se puede separar la meditación de la vida.”

“Dipa Ma no quería que la gente se quedara a vivir en La India para siempre o se hicieran monjes o que se incorporaran al Ashram. Ella decía: “Vive tu vida, lava los platos, haz la colada. Lleva tus niños al colegio. Cría a tus hijos y tus nietos. Cuida de la comunidad donde vives. Haz que todo sea tu sendero y sigue tu sendero con el corazón”.

Las frases en cursiva son citas literales de: Amy Schmidt. Vida y enseñanzas de Dipa Ma: Una vía hacia el amor compasivo. Victoria: Editorial la LLave, 2005

Conchi Táboas

Meditación Vipassana

La palabra Vipassana significa literalmente “ver con claridad”, es una vía para desarrollar cómo ver las cosas, ya que tenemos que ser capaces de desarrollar un clara consciencia, una forma de estar presente y observar las cosas sin pensar, sin comentar, sin opinar, pura y simplemente observando. En este sentido, Cómo ver es más importante que qué ver, ya que todas las cosas pueden ser observadas. Vipassana es la vía de cómo ver las cosas, y además sin explicar las cosas que vemos, ya que dejamos que las cosas se expliquen por sí mismas. Esta es la forma real de ver, al realizarse sin participación de la mente subjetiva racional.(…)

(…) Cuando la mente se vuelve clara y silenciosa, no hay persona operando detrás de la misma, pues no hay opiniones, tan solo permanece la verdad. La mente solo es consciente de sus funciones, sin identificación, ni apego, por lo que en perfecta calma la Verdad se revela. El conocimiento analítico ha cesado completamente, y la verdad se alcanza por conocimiento directo.(…)

(…) El verdadero conocimiento no puede obtenerse a través del pensamiento lógico, por el contrario si no piensas, no comparas, no criticas, si en definitiva detienes el proceso de la mente racional, el conocimiento que aparece lo hace trascendiendo el umbral del pensamiento.

Dhiravamsa y Dr. Josse Luis Molinuevo. Un Atajo a la iluminación: Guía Práctica de la atención plena. Ediciones La Llave. 2009

He seleccionado estos fragmentos de este pequeño librito, que recomiendo, porque me parecen que sintetizan la esencia de la meditación vipassana.

La paciencia todo lo alcanza

“Nada te turbe;
nada te espante;

todo se pasa;
Dios no se muda,
la paciencia todo lo alcanza.
Quien a Dios tiene,nada le falta.
Solo Dios basta.”

(Santa Teresa de Jesús)